Blogia
Rodrigo Araya Dujisin

Candidatos on line

Internet ayuda a crear candidatos a presidente
Por Suneel Ratan
http://www.wired.com

El hecho de que el general Wesley Clark esté por ingresar a la carrera presidencial por el partido Demócrata es una nueva señal de la creciente influencia que ejerce Internet en la política estadounidense, destacan expertos en política y funcionarios de campaña.

Aparentemente, Clark decidió presentarse como candidato a partir de un complejo movimiento de apoyo con base en Internet que creció por cuenta propia, sin mucha colaboración del mismo candidato. La organización había abierto oficinas en los 50 estados del país, pasado publicidad radial en New Hampshire y reunido casi 1.600.000 dólares en donaciones hasta el martes a la tarde, según datos suministrados por uno de los organizadores, John Hlinko.

"Todo esto se logró con unos 50 ó 60.000 dólares," asegura Hlinko, que ayudó a fundar DraftWesleyClark.com, una de las numerosas organizaciones que en los últimos seis meses operó para presionar a Clark a participar de la carrera electoral.

Phil Noble, fundador de PoliticsOnline, consultora política con base en la Red, piensa que el movimiento para promover la candidatura de Clark en Internet, como ya sucedió anteriormente con la del ex gobernador de Vermont Howard Dean, ilustra cómo se van reformulando las reglas de la política estadounidense en tiempo real. "Internet es cada vez más el lugar donde se lleva a cabo la política en Estados Unidos," sostiene Noble. "A Wesley Clark se lo convenció, por lo menos en parte, de presentarse como candidato por la respuesta generada online en un período notablemente corto."

El impacto de Internet en la política viene creciendo desde las elecciones presidenciales de 2000, cuando el senador John McCain (Partido Republicano, Arizona) empleó el correo electrónico y un sitio web para convocar voluntarios y recaudar dinero para su pre-candidatura a la Casa Blanca, que finalmente no tuvo éxito. Dean avanzó un paso más allá al convertir a Internet en la columna vertebral de su campaña para la carrera presidencial de 2004. Los encargados de su campaña utilizaron herramientas como Meetup para organizar grupos de activistas altamente motivados que, con muy pocos recursos, difundieron su mensaje por Internet, y mientras tanto, conseguían el apoyo y compromiso de nuevos partidarios. A fines de junio, Dean logró conducir a la victoria a su red con base en Internet en las primarias presidenciales demócratas de MoveOn.org, obteniendo el 44 por ciento del total entre nueve candidatos. Ese triunfo y la subsiguiente cobertura de los medios colaboraron a que su figura comenzara a ser más reconocida entre el público, al tiempo que llenaba sus arcas con fondos para utilizar más adelante en la carrera por la nominación. Pero una cosa es organizar una campaña rebelde por Internet, y otra muy distinta (como sucede con el movimiento de Clark) es emplear Internet para convencer a un candidato renuente de presentarse en la contienda electoral. Hlinko cuenta que el movimiento para convencer a Clark comenzó en marzo, mientras Estados Unidos se preparaba para la guerra contra Irak.

Algunos activistas no estaban satisfechos con los candidatos demócratas y su incapacidad para hacer mella en lo que entonces se percibía como una clara ventaja del presidente Bush en materia de seguridad nacional. Esos activistas empezaron a considerar a Clark, un general retirado de cuatro estrellas y antiguo comandante supremo de la OTAN que supervisó la guerra en Kosovo en 1999, como una alternativa válida. En ese entonces, Clark se había manifestado en contra de la decisión de la administración Bush de ir a la guerra sin el apoyo de Naciones Unidas. Clark se retiró del ejército durante el año 2000 para ingresar al campo empresarial, pero había mostrado interés en participar en política. El año pasado creó una agrupación política llamada Leadership for America (Liderazgo para Estados Unidos), que se autodefine como "una organización no partidaria sin fines de lucro dedicada a fomentar el diálogo nacional sobre el futuro de Estados Unidos."

La primera medida tomada por DraftWesleyClark.com fue crear un sitio web, relata Hlinko. Pero igualmente importante fue la utilización de cadenas de emails para difundir el mensaje entre otros activistas interesados, y, como lo hizo Dean, el empleo de Meetup para que la gente se reuniera en persona y empezara a organizar filiales locales.
Los que visitaban el sitio web pro-Clark también podían enviar copias de una carta tipo a Clark, instándolo a presentarse como candidato. Se enviaron más de 50.000 copias de esta carta, según Hlinko. El movimiento llegó a su momento culminante la semana pasada, cuando el propio Clark finalmente se reunió con cuatro de los líderes de la agrupación y grabó un mensaje para los organizadores de la campaña pro-Clark de todo el país.
Este martes, Hlinko señaló que la mayor parte de las campañas todavía están tratando de ver cómo aprovechar el poder de Internet. "Lo que muchísimas campañas dicen, con excepción de Dean, es que necesitan un sitio web, y entonces llaman al sobrino de alguien para que la arme," considera Hlinko. "No tienen la menor idea de cómo usar Internet."

Si bien el movimiento en favor de su candidatura le suministra una base enérgica sobre la cual montar su campaña, Clark deberá superar una enorme cantidad de obstáculos para utilizarla.
En primer lugar, tiene que resolver cómo volver a reunir a los líderes del movimiento pro-Clark, que en la actualidad se encuentran enfrentados por luchas internas. Superado este escollo, deberá decidir cómo será la relación con la comunidad online que lo respaldó. Aunque convocó a los líderes del movimiento a Little Rock, Arkansas, anticipándose al anuncio del miércoles, hasta el momento Clark se rodeó principalmente de veteranos de campaña de Clinton que tienen poca experiencia online.

Si la candidatura de Clark cobra impulso, lo más probable es que la batalla entre él y Dean se librará en parte en el ciberespacio. Dean cuenta con una organización aceitada con una amplia gama de partidarios online, entre los cuales se cuentan algunos antiguos partidarios de Clark. Un ejemplo es Markos Zuniga, autor del popular weblog sobre política Daily Kos. Zuniga, un ex-militar, fundó en primavera (otoño en el hemisferio sur) una de las ramas de la campaña pro-Clark. En junio, abandonó el movimiento para pasar a las filas de Dean, en las que ingresó como consejero técnico contratado, argumentando que se había cansado de esperar a que Clark tomara una decisión.

"Algunos de los partidarios de Dean están preocupados por la candidatura de Clark, y algunos de los que apoyan a Clark se dan cuenta de que podría derribar a Dean," opina Zuniga. "Va a correr mucha sangre, pero todo será en beneficio del proceso, porque los golpes que nos demos entre nosotros no van a ser nada comparados con los que vamos a recibir de los republicanos y sus aliados."

Hacia adelante, un interrogante es si demócratas como Clark y Dean podrán valerse de las tácticas basadas en Internet que están aprendiendo en las primarias para derrotar a Bush, que se supone que contará con una gran ventaja a nivel de fondos recaudados. Noble, de PoliticsOnline, dice que el verdadero poder de la Red como instrumento de campaña todavía está por verse.

"En sólo dos elecciones presidenciales pasamos de algo que no existía a algo que creó un candidato que se ubica en los primeros puestos para la presidencia de Estados Unidos," reflexiona Noble, en alusión al impacto de Internet en la política. "Ya transformó radicalmente la política estadounidense, y continuará haciéndolo."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

paola -

hola como estas

ENRIQUE DAVIS MAZLUM -

En el portal www.loscandidatos.com tenemos como proposito presentar a los mas de 5,000 candidatos en los distintos puestos, pero estos se tienen que comunicar con nosotros y enviarnos sus propuestas y ficha curricular, si conocen candidatos comentenles. Saludos Davis

María Elena Murillo Uresti -

Creo que el internet en las campañas políticas aún tiene mucho por desarrollar.
Puesto que muchos ciudadanos y candidatos, aún no se acostumbran a este tipo de comunicación.
Aún prevalece el contacto interpersonal como el preferido en la población.

Pero al paso que vamos, creo que en un futuro no muy lejano, existirá una competencia muy fuerte en esta área.

Un ex-compañero del ITAM entendió la relación entre el poder político y el poder comunicativo y está desarrollando un proyecto relacionado con este tema.

Si deseas conocer ese sitio, basta con entrar en www.loscandidatos.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres