Blogia
Rodrigo Araya Dujisin

Žižek

Presentó Slavoj Zizek en Birkbeck College. Filósofo y sicoanalista esloveno. Parte de su presentación salió publicada en el Guardian del martes y se puede leer aqui.

Zizek es un intelectual público (fue candidato presidencial en 1990 sin éxito) que siempre ha causado polémica. Es un marxista lacaniano que ha escrito sobre ideología y suele fundamentar sus reflexiones con análisis de la cultura popular como el cine, música, entre otros. También ha hecho perfiles sicológicos de algunos líderes mundiales. Se le ha acusado de antisemita, antiturco entre otras cosas. La verdad es que su pensamiento no es tan simple como para encasillarlo con facilidad, pero ya sabemos que siempre se buscan los atajos para simplificar lo complejo.

La presentación de dos horas y media, sin que volara una mosca ni sonara una silla, ciertamente fue mucho más sabrosa que el artículo del períodico (centrado en Turquía), por eso me animo a presentarl algunos puntos destacados de la presentación.

La presentación comienza con una crítica brutal a la ideología del humanitarismo y los derechos humanos. Comienza analizando una nota de prensa de septiembre pasado, donde el ministro de exteriores francés, Bernard Kouchner, anunció "nosotros (el mundo) tenemos que prepararnos para la guerra con Irán". De acuerdo a Zizek el ministro Kouchner es el representante de la doctrina del “humanismo militarista”. Bajo esta doctrina cualquier intervención militar se viste de salvación humanitaria justificada por los derechos humanos universales y quien se oponga toma el lado del enemigo y traiciona la comunidad internacional de naciones civilizadas.

Tres días después una tripulación de pescadores tunecinos es llevada a la corte en Italia por salvar a un grupo de africanos a la deriva en el mar y a punto de morir. Zizek plantea que es crucial leer los dos acontecimientos juntos: El "nosotros" que debemos prepararnos para una guerra humanitaria es el mismo "nosotros" que nos obliga a dejar morir a los que necesitaban ayuda urgente. A partir de esta cita, construye una crítica descarnada a la ideología del humanitarismo, sus hipocresías e inconsistencias.

Luego pone en la pantalla un trozo de la 9 sinfonía de Beethoven y la analiza histórica y musicológicamente como el símbolo de la ideología hipócrita europea. Señala como se ha usado la sinfonía por Hittler, China, luego la reunificación de Alemania, como himno de Europa, etc. Lo más sorprendente del análisis es cuando lo hace musicológicamente. Señala que la sinfonía se desarrolla con toda la pomposidad europea hasta llegar al clímax (segundo movimiento creo) y luego del clímax viene un movimiento que musicológicamente se conoce como “marcha turca” (no recuerdo el tecnicismo musicológico). A partir de ahí la sinfonía pierde toda coherencia y se vuelve un desastre según su análisis. Esto lo usa como metáfora de la relación ente Turquía y Europa.

Luego vino el plato de fondo y realizó un análisis de la desintegración de Yugoslavia. Parte su análisis señalando que Yugoslavia se terminó en 1987 cuando se suprime (o restringe) la autonomía de Kosovo. Luego desentraña todas las inconsistencias de la aproximación europea al conflicto, un poco en la línea argumental de Francisco Veiga pero va más allá. Señala las contradicciones, omisiones y directas culpabilidades de Europa en el desarrollo del conflicto. Vuelve a rematar con el tema del humanitarismo y lo "asqueroso" (esa palabra la usa él, "
disgusting") de la ideología del "somos todos hermanos" por un lado y por otro dividiendo étnicamente Bosnia. Dio muchos ejemplos y anécdotas sobre este tema.

En otro plano señaló algo que a muchos nos llamó la atención. Dijo que Emir Kusturica (el cineasta) se cambió el nombre. Hace un tiempo fue re bautizado en un monasterio ortodoxo en Kosovo como Nemanja Kustutica ¿...?

Luego habló sobre la moral y la ética a partir de la novela de una escritora húngara, Agora Kristof donde se cuentan las aventuras de dos niños gemelos que son muy inmorales pero muy éticos a la vez. Zizek dice identificarse plenamente con los gemelos declara que lo importante es la ética y no la moral.

Al final de la exposición se abrió la palabra al público y una chica (presumiblemente serbia) levantó la mano y un poco molesta le preguntó cuál fue su posición pública en 1991 ante la fiebre nacionalista (otra ideología que criticó duramente). Comenzó a dar largas explicaciones filosóficas, teóricas, rodeando una respuesta certera y la chica nuevamente  y con tono visiblemente molesto le repite e increpa a que señale cuál era su posición política en ese momento. Lo de presumiblemente serbia lo digo porque Zizek le decía que estar en contra de Milosevic no era estar en contra de Serbia, sin embargo luego aflojó y en tono de confesión y acorralado por la furiosa chica dice que en 1991 el declaró públicamente (en días previos a la independencia) que, con la información disponible en ese momento, él se consideraba Esloveno. (lo que era reconocer sus propia inconsistencia) pero luego dijo que 3 días después de esa declaración se arrepintió y que hasta el día de hoy él no se considera esloveno. Aplauso cerrado de todos, menos de la chica que aún molesta se paró y se fue entre la multitud extasiada con Zizek.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Rodrigo -

Pienso que la diferencia es la que señalas, siendo la moral a los principios generales lo que la ética a conductas específicas

Zizek declaraba la primacia de la ética por sobre la moral, basado en la historia de los gemelos. Un ejemplo de Inmoral ético: robar para ayudar (mito robin hood)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

jose -

cual es la diferencia? moral tiene que ver con principios generales aplicados a situaciones especificas y etica con reglas de conductas generadas a partir de situaciones particulares?
a todo esto Gemelos fue adaptada en una gran obra por latropa, saludos. http://theater2.nytimes.com/2007/07/12/theater/reviews/12geme.html
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres